Saltar al contenido

Radiador Toallero Eléctrico con Termostato

¿Quién dice que los lujos son para los ricos? Caprichos tan sencillos como envolverte en una toalla caliente al salir de la ducha tras una dura jornada de trabajo están al alcance de todos gracias a un aparato que, en cuanto conozcas, amarás: el toallero eléctrico con termostato.

Ventajas del radiador toallero con termostato

Por supuesto, el elegir un toallero eléctrico con termostato tiene sus ventajas.

  • Graduación de la temperatura. El principal beneficio que vas a obtener al elegir uno de estos aparatos es la posibilidad de regular la temperatura que emiten, es decir, el calor que ofrecen a tus toallas y al ambiente en general. Ello resulta especialmente beneficioso en varios aspectos:
    • Puedes obtener el mejor resultado sea cual sea la temperatura ambiente; no tienes más que subir o bajar un par de graditos (o lo que consideres) y siempre disfrutar exactamente del calor que necesitas, independientemente de que sea otoño, invierno, día o noche.
    • Por supuesto, con ello tenemos un control más preciso de nuestro consumo, no utilizando más potencia de la que realmente necesitamos en cada ocasión y, por ende, ahorrando en nuestra factura de la luz todos los meses.
    • Si, por cualquier motivo, cambiases el radiador a otra estancia de diferente tamaño (no importa si es más grande o más pequeña) podrá seguir siendo útil, pues sólo tienes que elegir los grados que consideres en cada situación. Esto te permite no tener que comprar otro.
  • Muchos de ellos vienen con mando, de manera que manejarlos es mucho más cómodo, pues puedes hacerlo desde cualquier parte.
  • Como el resto de aparatos radiadores eléctricos para toallas, estos cuentan con más aspectos positivos que nos encantan como el hecho de eliminar la humedad de las toallas para que estas duren más o el calor ambiental que nos llevamos de regalo.

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar un toallero eléctrico con termostato?

Si buscas un aparato para toalla con regulador térmico, considera, antes de hacer tu compra, lo siguiente:

  • Rango de temperatura. Primeramente, tendrás que comprobar que el rango de temperatura que ofrece se adecue a tus necesidades. Para ello, habrá que conocer cuál es la temperatura ambiente en las horas de uso, el tamaño de la estancia donde lo vas a colocar…
  • Mando. Otro punto a considerar puede ser si el aparato dispone de control remoto para encender y graduar a distancia. No es que sea una completa necesidad pero, puestos a invertir, ¿por qué no hacerlo en lo mejor y más cómodo?
  • Potencia. Independientemente de que la temperatura se pueda regular, siempre hay que considerar la potencia con la que se cuenta; los milagros no existen y no podemos pedir más de lo que hemos comprado, es imposible. Si vas a querer algo más que calentar las toallas, considera que por cada metro cuadrado de baño necesitas unos 85 W, siempre considerando otros aspectos como son el aislamiento, la temperatura del lugar, etc.
  • Instalación. Otro punto que se aplica a cualquier radiador eléctrico de baño es su instalación. Aunque, por lo general, estos no son peligrosos ni requieren de nada especial, recuerda informarte sobre las consideraciones sobre instalación y montaje.
  • Mantenimiento. Igualmente, encárgate de conocer cuál será el mantenimiento de tus modelos favoritos, aunque te avisamos desde ya que limpiar y cuidar estos aparatos es algo sencillísimo.

¿Qué precio tienen los radiadores toalleros con termostato digital?

Comprar un toallero eléctrico con termostato no es nada costoso. Por supuesto, te vas a encontrar modelos de todos los precios, para todos los gustos y presupuestos.

Sin embargo, las bondades con las que cuentan estos aparatos valen mucho más de lo que un modelo medio te puede costar. ¿Quieres hacer la prueba? No tienes más que echar un vistazo a los precios de nuestro catálogo online de radiadores para toalla.